Cocina sin Carné

El Recetario on-line de las personas que cocinan "sin carné"

Huevos marinados en soja (Ajitsuke Tamago)

mayo 10, 2017 by Mayte
Print Friendly

Voy a hablaros de una receta que ha sido para mi todo un descubrimiento, una forma exquisita de preparar huevos para utilizarlos después en un sinfín de platos.

Me refiero a la receta de los huevos que se utilizan en el ramen. Es originaria de Japón, fácil de preparar y el resultado no puede ser mejor.

Ingredientes:

  • 5 huevos,
  • 1 taza de café de Mirin,
  • 1/2 taza de café de sake,
  • 1 taza de café de salsa de soja,
  • 1/2 taza de café de agua,
  • 1 ajo,
  • 1 trozo de raíz de jengibre,
  • 1 cucharada de azúcar,
  • 1/2 cucharilla de sal.

Ponemos al fuego una cazuela con agua y los huevos dentro desde el principio para que el cambio de temperatura no rompa la cáscara. Desde que rompan a hervir, bajar el fuego y contar 5 minutos. Los sacamos a un bol de agua con hielo para detener la cocción lo más rápidamente posible. Es importante que los huevos sean frescos y de calidad, así conservaremos la yema en el centro y su sabor será todo lo rico que puede ser.

Los minutos de cocción no son una verdad universal, depende del tamaño del huevo, de la potencia del fuego y hasta de la cal del agua así que si disponéis de un EggTimer, dejarlos hasta que alcancen la rayita que hay entre el SOFT y el MEDIUM. La verdad es que yo no hace mucho que tengo este artilugio pero reconozco que me viene fenomenal. La yema debe quedar melosa y blanda, ni dura ni líquida.

Pelamos los huevos. No siempre resulta fácil pero hay que tener paciencia para dejarlos lo más lisos posible por fuera. Reservamos

En una cazuela ponemos el Mirin, el sake y la salsa de soja a calentar. Cuando alcance el punto de ebullición lo bajamos a fuego lento y añadimos el ajo en rodajas, el jengibre en trozos, el azúcar y la sal. Dejamos cocer despacio unos 3 minutos y retiramos la cazuela del fuego. Esperamos a que baje la temperatura hasta que esté tibio.

Cuando tengamos el líquido de marinar tibio, lo colamos a un bote grande, le añadimos una taza de café de agua fría y vamos introduciendo los huevos uno a uno y con cuidado pues, como habrás visto al pelarlos, están blanditos. Dejamos que se enfríe del todo, cerramos el bote y lo metemos en la nevera. Los huevos habrán alcanzado su momento óptimo de sabor a las 6-8 horas de ser introducidos en el líquido pero, pueden conservarse hasta 48 horas sin problemas.

Para que veas como quedan, he preparado una sencilla ensalada de canónigos con huevos marinados en soja y la he aliñado  con un chorro de aceite de oliva, unas semillas de sésamo recién tostadas y unas escamas de sal Maldon. Pueden emplearse para el ramen, en ensaladas, con verduras o en cualquier otro plato que se te ocurra. Te encantarán!

Si te gusta, compártelo!

Tags: , ,

Posted in Estrella, Facilonas, Que impresionan, Recetas Sanas |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *